miércoles, 20 de febrero de 2013

"La Play"






Con motivo de la presentación que hará Sony hoy a las 00:00 horas (hora peninsular), en la que seguramente se presentará la flamante nueva consola de sobremesa de la compañía (¿Play Station 4?), he decidido recordar como empezó mi relación con la marca Play Station.


El comienzo

Fue al adquirir la copia en VHS de la película “Independece Day” donde escuche por primera vez el termino Play Station en un anuncio que no aclaraba del todo lo que era la maquina. Era chiquitajo y no era experto en hardware, para mi las compañías de videojuegos se reducían a SEGA y Nintendo (precisamente era poseedor de una SEGA Megadrive II y de una Game Boy Pocket), por lo que en ese momento la videoconsola no llamó mi atención. Tiempo despues, con la maquina ya en el mercado apareció el siguiente video. Ya era otra cosa....



“Riqueza mental” fue uno de los primeros slogan acuñados por la marca (la mayoria grandiosos). Y entonces empezó a sonar el termino “la play”, la consola que estaba dandose de tortas con la Nintendo 64 y la Dreamcast de Nintendo y SEGA respectivamente. Y estaba ganando. Como amante de los videojuegos, lógicamente queria el aparato. Y como enemigos de los videojuego, lógicaménte mis padres no consintieron que me la comprara.
El tiempo fue pasando y entonces llegó una de las etapas más marcadas de mi vida. Un pequeño hueso de mi cadera no estaba en su sitio y tras la complicada intervención quirurjica me vería obligado a pasar mas de dos meses sin moverme de la cama. Mis deseos de Play Station volvieron a ser evidentes.
No hizo falta ni comprarla, el mismo dia que me dieron el alta y me atrincheraron en mi cama mi (ex) tio apareció con la suya recién comprada y la instalo en mi tv. El no leera esto, pero desde aquí le agradezco ese gesto que nunca olvidaré.
Desgraciadamente a día de hoy mucha gente tiene prejuicios hacia los videojuegos, los consideran malos y adictivos, los mismos ignorantes que si saben valorar un buen libro una buena película. “Spyro the Dragon”, “Gran Turismo” y “Medievil” (además de los mejores amigos y familiares que se puede tener, buenos libros y buenas películas) hicieron que con 11 años dejase de preguntarme a cada hora si volvería a andar como antes.

En un par de meses volví a dar mis “primeros” pasos y la PSX (famosas siglas de la consola) salió de mi casa. Un año después, como premio por mis resultados en los estudios, mis padres decidieron regalarme la máquina. Me hice tarde con ella, pero eso no evito que conociése el Metal Gear, Crash, Final Fantasy y muchas otras obras de arte electrónicas.





 

La bestia negra. La consola de los “TAKEDOWN”

Y como era de esperar llegó el relevo generacional. La ansiada sucesora de la revolucionaria PSX. 75.000 pesetas. Logicamente, mis padres tenían mucho que decir. La consola fue pariendo juegazos, (Metal Gear Solid 2, Final Fantasy X, Devil May Cry....) y todos mis amigos se fueron haciendo con ella. 4 años después de su salida, mis buenas notas y mis propios ahorros compraron el permiso de mis padres....y la consola claro.
La compre en un pack con Moto GP3 y hasta con ese juego poco destacable los vicios con los amigos fueron memorables. 









De la PS2 me quedo con un juego. Posiblemente el mejor p**o juego que he tenido, con el que más he jugado y mejor me lo he pasado con mis amigos. El juego que ponía cuando estaba triste, cuando estaba furioso, el que ponía cuando no quería pensar, el arma letal contra mis desengaños amorosos. El BURNOUT 3. A veces, cuando conduzco mi querido y viejo Opel Corsa pienso en aquel juego y sencillamente sonrio.

“Mira Jose ¡mi coche me habla!”


“La nueva generación empieza cuando nosotros lo digamos”

Que grande Ken Kutaragi, el por aquel entonces presidente de Sony Computer Enterteiment soltó esa frase en un claro gesto superioridad. Superioridad que desde mi punto de vista casi pierden en esta generación. A la PS3 no llegue tarde, me pillo estudiando Telecomunicaciones y con un buen dinero ahorrado. Ya no era un aficionado de los videojuego, era un geek amante de cualquier tipo de tecnología y a los pocos meses de su salida, lógicamente sin que mis padre dijeran ni pio me la compre (aunque mi padre me acompaño a comprarla). La estrene con el Uncharted y el Assassins Creed, muy buenas experiencias sobre todo por el primero. 


Pese a que fui juntando una buenisima coleccion de juegazos las sensaciones ya no eran las mismas. Ya no siento el mismo entusiasmo que antes por un juego y ninguno (NINGUNO) me ha hecho que una partida con los amigos este al nivel de las del Burnout. Aunque si debo destacar los partidos al Pro con la gente y las matanzas al Dead Nation con Luis (el de la mitica frase de “Mira Jose ¡mi coche me habla!”).

Además pagué caro no llegar tarde a esta generación, pues como muchas otras mi PS3 murio. En un primer momento la muerte la máquina se cobró mi Battlefield (el juego al que mas caña le he dado en esta consola) y mi confianza en la máquina. Pero una vez recuperado del mal trago tire de valor  y de algunos conocimientos (y de un destornillador especial que tuve que comprar) para destripar la consola y devolverla a la vida para sacar de ella mi preciado Battlefield. Despues le induci un coma profundo y en el sigue, mirándome desde el escritorio mientras escribo esta entrada. Un tiempo después, me animé a comprar el nuevo modelo de PS3 temeroso de que me volviese a pasar lo mismo. Ha terminado siendo la consola a la que mas horas le he dedicado y en la que más juego juegos he terminado. No me arrepiento del dinero que me he gastado en ella y me alegro mucho de tenerla en mi habitación.

Hasta el día de hoy, en el que presuntamente Sony presentara la PS4. Es cierto que con la PS3 han muerto algunos sentimientos y por culpa de ella no volvere a comprar una consola de salida (esperare hasta que al menos haya una revisión) pero estamos hablando de Sony y la marca Play Station y aunque sea por los buenos recuerdos aqui siguen teniendo a un usuario fiel.


Aclaración: En esta publicación no menciono datos técnicos o de ventas de las consolas ni nada por el estilo como si haría una web especializada. Sencillamente se trata de un escueto (pedazo tocho me he marcado) resumen a modo de homenaje a la marca Play Station.   

1 comentario:

  1. Muy buen repaso de la historia de la marca PlayStation. Para mi el juego de la PS2 es el MGS2, vale que el 3 es el mejor y mi juego favorito, pero nunca he esperado tanto un videojuego, como sali corriendo tras el instituto para llegar a mi casa y jugarlo, joder como lo disfrute.

    ResponderEliminar