miércoles, 22 de octubre de 2014

Too Big,Too Fast,Too Strong, Too Good


La entrada anterior, en la que anunciaba la puesta en marcha del blog, iniciaba el texto con una imagen del jugador de la NBA Derrick Rose y en esta ocasión se repite la instantánea. Esto no es casualidad. He querido dedicar la primera publicación de contenido al que es mi ídolo deportivo, que en la pasada madrugada se marcó un partidazo contra los Cavaliers, llenando de ilusión a miles de seguidores de este deporte.

La caida

La noche del primer partido de Playoffs de la temporada 2011-2012, Rose dio un fatídico salto que le produjo la rotura del ligamento cruzado anterior de su rodilla izquierda. La lesión de su jugador franquicia fue un jarro de agua fria para los Chicago Bulls que terminaron perdiendo la eliminatoria 4-2 contra los 76ers.



Se pronostico que se perdería el resto de la temporada y casi la totalidad de la siguiente, concretamente entre 8 y 12 meses de recuperación. Inmediatamente se sembraron las dudas sobre si Rose volvería a estar algún día al nivel  que le convirtió en el MVP de la temporada 2010-2011, ya que el estilo de Rose se vería muy resentido. Pero Chicago y muchos otros, como yo, no perdimos la esperanza.


¿The return?

En diversos medios se empezó a especular  con que D-Rose volvería después del Allstar de ese año y a su vez Adidas inicio una campaña de Marketing alucinante, para aumentar la expectación por el regreso de la estrella de Chicago. Algo que terminó haciéndole un flaco favor al jugador.


Los vídeos de la campaña de Adidas muy chulos, pero supusieron una presión que D-Rose no necesitaba. El jugador había decidido que no arriesgaría en su regreso y que se reservaría para la temporada 2013-2014. Algún sector de la prensa y unos pocos aficionados pecaron de ignorantes y se aventuraron a poner en duda el compromiso de Rose con el equipo, pero de ningún modo le afecto.

Rose volvió a las canchas al inicio de la temporada con muchas dudas en su juego tal y como se temía. Pero era normal, debía haber un periodo de adaptación. Desgraciadamente ese periodo no llego a completarse. Se fracturo el menisco de rodilla buena, la derecha, lo cual supondría un año mas lejos de las canastas.


all in for d rose

Hasta ahora. Rose reapareció como base del "team USA" en el pasado mundial de baloncesto que se celebró el pasado verano demostrando que a falta de aclimatarse, todavía tenía calidad que enseñar.
Pues bueno, se avecinaba la hora de la verdad, y estaba claro que el mundial solo fue una toma de contacto. Estamos en pretemporada 2014-2015 y Rose esta empezando a mostrar sus cartas, con sutileza. Hasta que aparecieron Lebron y sus Cavs en la madrugada del pasado lunes al martes. La primera prueba de fuego para los reforzados Bulls. 

Por plantilla, los Cavaliers eran claramente superiores, la única posibilidad de hacerles frente era con el Derrick Rose MVP. Y allí estaba. Volviendo hacer magia, con cambios de ritmo vertiginosos, penetraciones imparables y pases imposibles (que desgraciadamente muchos se pierden porque los compañeros no los ven venir). Tan solo necesita recuperar confianza a la hora de tirar a canasta.
Sus números hablan por si solos: 30 puntos, 5 rebotes, 3 asistencias y ni una sola perdida en tan solo 24 minutos. Algún minuto más y le habría dado la victoria a su equipo. 

Cleveland se llevó la victoria 107-98. Solo falto un poco mas de química en Chicago y podrían haber vencido al nuevo "Big Three". Pero demosle tiempo a Rose para que coja las  riendas .

Este es el autentico "Return" que Adidas anunciaba, el mejor Rose ha vuelto y si las lesiones no se interponen los aficionados al baloncesto tenemos que celebrarlo, sentarnos y disfrutar del buen baloncesto.







No hay comentarios:

Publicar un comentario